Como agua para chocolate, de Laura Esquivel

Como agua para chocolate, de Laura Esquivel

¿Te apetece conseguir este libro?

Haz click aquí

Tita era la más pequeña de la familia. Desde muy pequeña se crió entre los fogones, en la cocina, donde la dulce Nacha enseñó a la niña a cocinar, una niña que parecía especialmente dotada para estos menesteres y que pronto desarrolló "un sexto sentido en todo lo que a comida se refiere". El amor llamó con fuerza a la puerta de Tita. Pedro y ella se querían, de eso no cabía duda, pero por desgracia se trataba de un amor imposible. En su familia existía una norma no escrita que su madre no estaba dispuesta a pasar por alto: por ser la más chica de las mujeres le correspondía cuidarla hasta el día de su muerte, y por tanto no debía casarse ni comprometerse con nadie. No podía decirse que Mamá Elena, una mujer de férrea voluntad y actitud castrante cuya única virtud parecía ser "la de encontrar defectos", fuera una madre cariñosa y justa, pero era la que le había tocado en suerte. Mamá Elena "la había empezado a matar desde niña, poco a poquito", pero esta vez pedirle que renunciara al amor de por vida era pedirle demasiado.

Tema

¡Deja tu reseña y aconseja a los lectores!

¿Qué nota le das al libro?

¡Recibe las novedades del mes!

  • Facebook icono social
  • Instagram